El Biomagnetismo Médico ha sido aplicado a una gran cantidad de dolencias y el resultado ha sido bastante satisfactorio. Es una excelente alternativa para tratar casos complejos, crónicos y de difícil solución.

Si el problema a tratar no presenta daño estructural el pronóstico suele ser mucho mejor que en aquellas situaciones en que ya ha ocurrido daño celular importante con deformación o degeneración de los tejidos involucrados.

ENFERMEDADES A TRATAR

NERVIOS y CEREBRO: Migrañas, Cefaleas, Vértigos, Esclerosis Múltiple, Ciática, Herpes
Zóster, Neuralgia, Epilepsia, Convulsiones, Encefalitis, Meningitis, Guillain Barré, Parkinson, Alzheimer.

DERMATOLÓGICAS: Psoriasis, Dermatitis Atópica, Neurodermatitis, Dermatitis por contacto,
Vitiligo, Acné, Herpes labial.

OSTEOMIOARTICULARES: Osteoporosis, Dolores óseos y musculares, Dolores de espalda y lumbares, Fibromialgia, Artritis y Artrosis, Gota, Bursitis, Esguince, Necrosis de Cabeza de
Fémur. 

DISFUNCIONES: Diabetes, Tiroides, Paratiroides, Ovarios, Testículos, Suprarrenales, etc.

RESPIRATORIAS: Resfriado, Gripe, Asma, Bronquitis, Neumonía, Enfisema, Laringitis,
Faringoamigdalitis, Sinusitis, Pericarditis, Rinitis.

BOCA y OÍDO: Aftas, Gingivitis, Piorrea, Halitosis, Otitis-Laberintitis, Tinnitus.

OJO: Cataratas (prevención), Glaucoma, Conjuntivitis, Degeneración Macular, Uveitis.

CARDIOVASCULARES: Hipertensión Arterial, Hipotensión Arterial, Aterosclerosis,
Cardiomegalia, Varices (prevención, no corrección)

HEMATOLÓGICAS: Anemia, Púrpura, Leucemia.

HEPÁTICAS: Hepatitis A, B o C, Cirrosis, Amibiasis hepática, Ácido Úrico.

GASTROINTESTINALES: Infecciones, Gastritis, Acidez, Reflujo, Colitis, Colon Irritable,
Megacolon, Estreñimiento, Diarrea, Hemorroides, Divertículos, etc.

RENALES: Cálculos o Litiasis, Infecciones, Insuficiencia.

GENITOURINARIAS: Infecciones, Uretra, Próstata, Cistitis.

GINECOLÓGICAS: Dismenorrea, Amenorrea, Infertilidad, Miomatosis, Quistes, Patología mamaria.

VENÉRAS: Sífilis, Gonorrea, Herpes, Papiloma Humano, Candidiasis, Clamidia.

INFANCIA: Paperas, Parotiditis, Rubéola, Sarampión, Varicela, Viruela.

EMOCIONALES: Agresividad, Irritabilidad, Esquizofrenia, Ansiedad, Insomnio, Depresión endógena, Miedos, Fobias.